Introducción

Prerrománico y Románico de Villaviciosa

El 17 de octubre de 1270, Alfonso X El Sabio otorga la Carta Puebla a los vecinos de Maliayo y les autoriza a constituir una “villa”. Años más tarde este territorio pasa a llamarse Villaviciosa debido a la feracidad y riqueza de sus tierras.

 

Desde ese momento sus gentes han sabido mantener la guardia y rendir honor a su nombre con el paso de los siglos. En forma de paisaje, de edificios señoriales o de arquitectura medieval, ha llegado hasta nuestros días el testimonio de un territorio lleno de arte.

 

Villaviciosa cuenta con dos iglesias prerrománicas y nada menos que veintisiete templos románicos que convierten a la antigua Maliayo en el concejo con mayor concentración de arte románico de todo el territorio asturiano.

© Fundación José Cardín Fernández, 2012. Todos los derechos reservados | Eloísa Fernández, 2 · 33300 Villaviciosa, Asturias, España | Tel./ Fax 985 892 938